miércoles, 29 de octubre de 2008

GRAPHICS: El índice VIX






El índice de volatilidad es uno de los más complicados de entender. La Iguana se ha empapado de pdfs, ha realizado varias consultas técnicas y ha buceado en diccionarios económicos y ha llegado a la conclusión de que para entender este índice hay que parecerse a Einstein. Fíjense en la fórmula superior, que es la que se aplica para realizar el índice. Si la solución a la actual crisis pasa por descifrar esta fórmula, que por aquí no pregunten.

Vayamos por partes. Analicemos el concepto de volatilidad.
El término hace referencia a la desviación del cambio de un valor en un horizonte temporal. Se utiliza para medir el riesgo a lo largo de un periodo de tiempo. Así, una volatilidad alta es vista como negativa, ya que representa incertidumbre y riesgo.

Segundo, entremos en las finanzas.
Cuando el activo en cuestión empieza a moverse a gran velocidad, tanto al alza como a la baja, se dice que la volatilidad de mercado de ese activo está subiendo, afectando dicha variación tanto a los ‘warrants’* de compra (call) como a los de venta (put).
Una acción que cotiza durante un mes a un promedio de 50 euros tendrá una volatilidad del 20% si durante ese mes su precio ha oscilado entre 40 euros y 60 euros.

Tercero, entremos en el mercado.
En el mercado de ‘warrants’ (opciones) se puede ganar dinero acertando la volatilidad futura: se comprarán ‘warrants’ (call) cuando la volatilidad del mercado supere nuestras expectativas y venderemos (put) cuando ocurra lo contrario. Conocer la volatilidad futura es la pregunta del millón en el parqué, pues de su conocimiento depende la valoración de los ‘warrants’ y las ganancias que te puedas llevar a la cartera.

Cuarto, viajemos a Chicago.
En 1993, al ‘Chicago Board Options Exchange’ (CBOE) se le ocurrió la inimaginable idea de crear un mercado basado en el índice de volatilidad, que llamó VIX (‘Volatility Index'). Desde 2006, es un mercado que mide las expectativas a 30 días de la volatilidad del mercado de opciones de las 500 empresas del S&P (Standard & Poor's 500 Index, como un Ibex35, pero a lo bestia).

Para no entrar en detalles imposibles de entender por el ciudadano corriente, quédense con la siguiente fórmula (se entenderá si se ha entendido lo anterior):

Si el índice está bajo (en la gráfica, desde 2003 hasta 2006), la señal es que el mercado está en una tendencia alcista y por tanto se realizarán muchas órdenes de ‘call’. Si el índice está muy alto (desde diciembre de 2007 hasta hoy), el mercado va a la baja, con oscilaciones muy bruscas entre los warrants de compra y venta. Cuanto más alto, peor que peor.
Es dónde nos encontramos. Y ahora, ¿quién es el guapo o la guapa que busca una solución a la misteriosa fórmula? ¿Algún infografista libre?



(*): El Warrant (opción) es un contrato que da al comprador el derecho, pero no la obligación, de comprar/vender un activo subyacente (acción, futuro, etc.) a un precio determinado en una fecha futura también determinada.
Una vez alcanzado el plazo de vencimiento, el inversor puede optar por hacer o no efectiva su opción. En caso de hacerlo el activo pasaría a ser suyo en las condiciones estipuladas y en caso contrario perdería el dinero de ese warrant.



Introducción al índice de volatilidad:
http://www.cboe.com/micro/vix/introduction.aspx
http://www.cboe.com/micro/vix/vixwhite.pdf
Publicar un comentario en la entrada