martes, 21 de octubre de 2008

INFOGRAPHICS: Nigel Holmes, la economía del Tío Sam, Good Magazine y un Starbucks




Esta semana Nigel Holmes está nuevamente de moda. El que fuese director de gráficos de la revista ‘Time’ ahora se encuentra dando rienda suelta a su imaginación en la increíble revista ‘Good’. Este gráfico se incluye en el último número y se ha repartido gratis en todo EEUU en Starbucks. Eso es publicidad, amigo.

Según Holmes, en una entrevista concedida al Poynter Institute y realizada por Sara Quinn, el gráfico “es una línea del tiempo en forma de póster que se titula ‘es la economía, estúpido’ que intenta explicar cómo funciona nuestra temperamental máquina económica”. El título, ‘es la economía, estúpido’ hace referencia al uso que hizo de ella Bill Clinton en la campaña de 1992 contra Bush padre y que llevó al primero al sillón de la Casa Blanca.

Holmes explica en la entrevista que la versión de papel no tiene nada que ver con la de Internet: ‘Es mejor en Internet, porque es el tipo de historia que tiene un principio y una conclusión’ (…) ‘Creo que tengo una mente lineal’.
Cuando Sara le pregunta sobre los trucos que utiliza para contar sus historias, contesta: ‘Cuando intento explicar el tamaño de un número muy grande, intento acercarlo a algo humano, así le damos a la gente un contexto que pueden entender y recordar. Y puede ser divertido’

El gráfico en su parte central compara:
- La deuda nacional con la inflación ajustada
- La deuda nacional en dólares
- La evolución del PIB con la inflación ajustada

Llama fuertemente la atención el período analizado, 1920-2010, y las explicaciones con titulillos en rojo con la bolsita de dólar. Nigel les llama ‘DEFINICIONES CLAVE’.

Estas últimas, generalmente se han colocado en notas a pie del gráfico con cuerpo más pequeño que el texto en general.
Un error de muchos infografistas es que esconden demasiado o incluso omiten las referencias para entender el gráfico. En este caso, es todo lo contrario, casi lo más importante es entender qué es la inflación ajustada, el PIB, la deuda nacional, los valores de bolsa, la recesión, etc… Esta es una buena lección de la que tomamos nota.

En la parte inferior Holmes hace una evolución del precio de un galón de leche desde 1930 hasta hoy recurriendo a su polémico lenguaje de pictogramas. Personalmente, hace años que rehuyo del estilo de Nigel en los 80 y aconsejo a todo el mundo que olvide sus libros de aquella época. Este gráfico tiene mucho de aquello, pero hay que reconocer que la información la hace muy cercana al ciudadano medio y el resultado es altamente popular, que es lo que se perseguía.





LINKS:
http://poynteronline.org/column.asp?id=47&aid=152213
http://www.good.is/
Publicar un comentario en la entrada