miércoles, 29 de octubre de 2008

PHOTO: Juegos fotográficos en la prensa diaria










Buenas sensaciones al ver en esta última semana arriesgadas apuestas visuales con las fotografías en la prensa. Parece que algo está cambiando en la mentalidad de los editores.

El Imparcial publicó el 20 de octubre con gran éxito una secuencia de Carmen Chacón dormida en su escaño en el Congreso de los Diputados durante el debate sobre las medidas aprobadas por el Gobierno para paliar la crisis, fotografías de Manuel Engo.

The New York Times publicó un fotomontaje con los gestos de las caras de los corredores de bolsa en Wall Street en una día de crisis bursátil, fotografías de AP.

El Mundo publica hoy una misma imagen por duplicado (en el fondo son dos instantáneas, pero con el enfoque de la cámara en distinto lugar), del diputado Santiago Cervera durante la intervención de Mariano Rajoy, un trabajo de Javi Martínez.
Hablamos con Ángel Casaña, Redactor Jefe de Fotografía de El Mundo, que nos da su punto de vista sobre los tres ejemplos:

Sobre el juego con Santiago Cervera: “Ante la imposibilidad muchas veces de obtener una fotografía con todos los planos nítidos, como es el caso, la solución de dar las dos fotos ofrece una perspectiva audiovisual, algo parecido a la multimedia, para romper el estatismo del papel”.

Sobre el montaje de fotos de The New York Times: “Cuando tienes que enfrentarte a una foto general con muchos personajes, muchas veces no se encuentra una solución. Los combos de fotos ofrecen muchos aspectos de una misma realidad como caras, manos, personajes de perfil (…). Una sola foto no reflejaría lo que estaba pasando, ofreciendo un montaje con todas las fotos se consigue mucho más impacto”

Sobre la secuencia de Carmen Chacón: “La edición como secuencia ayuda a resaltar que Carmen Chacón estaba en una siesta; una única foto no lo mostraría, podría pensarse que se trata de un momento puntual y que el fotógrafo actúo a traición”.

Estos tres, seguramente hay muchos más, son buenas muestras del interés que suscita en el lector el ver las noticias desde un ángulo distinto, desde la perspectiva de un fotógrafo atento a lo que está ocurriendo a un palmo de sus narices. Como decía Oscar Wilde: 'Estar alerta, he ahí la vida; yacer en la tranquilidad, he ahí la muerte'.

Publicar un comentario en la entrada