jueves, 27 de noviembre de 2008

STREETS: Maestría en la alcantarilla






Si algo tienen en común los seres humanos son las cloacas, por donde se cuelan las aguas residuales, y sus cierres de hierro. Desde Nothing Hill en Londres hasta Harakawa en Japón, el planeta está perforado para evacuar los sobrantes de la metrópoli. Es en Japón donde los tapones de estos sumideros para chicles, detritos y colillas de tabaco adquieren categoría de arte, con sus deliciosos colores y diseños. El arte de la alcantarilla sólo está al alcance de unos pocos.

En 2006, 47 personas murieron y 10.000 resultaron heridas como consecuencia de las caídas en las gargantas de hormigón de China. Cada día, 12 alcantarillas son robadas en Shanghai para venderlas por 1,25$ en algún oscuro mercado.

En Nothing Hill acaban de estrenar nuevas tragaderas culminadas con preciosas láminas de hierro que tienen grabados de poesías de Margaret Drabble, Sebastián Faulks, Colin Thubron, John Heath-Stubbs y Michael Holroyd. Literatura para embellecer el pavimento de la City.

Link:
http://www.manholesafety.com/
Publicar un comentario en la entrada