lunes, 11 de mayo de 2009

PRESS: Chupar del bote







Salario de un parlamentario británico: 72.000 euros.
Miembros del Gobierno: entre 100.000 y 215.000 euros.

Otros ingresos:
Complemento libre de taxas: 26.000 euros.
Complemento personal: 110.000 euros.
Complemento para provisiones adicionales: 25.000 euros.

Además, los parlamentarios pasan los gastos de viajes y los derivados de su acción en su circunscripción.

Ingresos al dejar el escaño: 45.000 euros más una indemnización de entre 35.000 y 72.000 euros.

Con todo, el sueldo de un ministro: entre 222.000 y 280.000 euros.

Al final, con tanto complemento, se convierten en profesionales en la justificación de facturas privadas como públicas. Todo perfectamente regulado. Por ellos mismos.
Publicar un comentario en la entrada