martes, 26 de mayo de 2009

PRESS: Oleada periodística



Todo publicado hoy.
El periodismo mismo se convierte en noticia.
Todos valoran positivamente los contenidos sobre los soportes, pero está por ver si a los lectores les interesan los siguientes contenidos.

Caso Watergate
El propio New York Times, 37 años después, desveló ayer que el periodista de su redacción Robert Smith recibió la filtración vía FBI antes que Woodward y Bernstein en The Washington Post.

Desvela Víctor de la Serna en EL MUNDO que esta cura de humildad llega justo unos días antes de la publicación de las memorias de los ex periodistas, en las que cuenta todo: ‘Aquí hay algo que chirría’.



De garrafas, vino, continentes y contenidos
José Luis Pardo, catedrático de Filosofía en la Complutense, plantea en EL PAIS de hoy, sección Opinión, la siguiente cuestión: ‘(…) el periodismo como máquina de producir titulares ha devorado al periodismo como articulación de la opinión pública en una sociedad democrática’. ‘(…) la discusión acerca de qué podríamos hacer para mejorar el periodismo (…) no puede celebrarse porque es una discusión de contenidos, y de momento estamos ocupadísimos con los contendedores (…)’.
‘La prensa cava su tumba al obsesionarse con los continentes desdeñando los contenidos’. No le falta razón.



Periodismo sin causa, en la sección de España
Miguel Ángel Aguilar también habla sobre periodismo en EL PAIS en una opinión titulada ‘Periodismo sin causa’: ‘Así sucede también en los periódicos, a los que debe negarse indulgencia alguna cuando al enamorarse de sus propias noticias acaban aturdidos y contagiando de aturdimiento a sus lectores’.
Buen brindis al sol más propio de la sección de Comunicación.


Y otro: ‘Aquellos órganos de prensa escrita que se vean arrumbados a la playa de la insignificancia no podrán culpar al viento de la historia o de las nuevas tecnologías, sino al abandono de su misión. Es decir, su dimisión’.


El futuro de los diarios
Editorial del Financial Times de hoy: ‘Newspapers must make their future’.
Crisis, bancarrotas, el fin de la prensa… Y lo ilustra con la crisis de la deuda de The New York Times y sus posible compradores (Google, David Geffen).
‘Quizás parte del reporterismo conocido hasta ahora por diarios que vivían de sus ingresos, en el futuro tengan que ser sostenidos por fundaciones’.

‘Sin embargo la industria no debe perder la fe en el mercado libre. Cuando la gente realmente quiere algo, paga, de una manera u otra. Si las publicaciones actuales no pueden convencer a sus lectores a hacerlo, serán reemplazados por otros que sí lo harán’.



Carlos Slim y The Independent
The Guardian publica las declaraciones de Slim: La inversión en 2008 de 12-14 millones de libras en The Independent fue un error.
Alaba a The New York Times: ‘Pensamos que el papel desaparecerá, pero no el contenido. El contenido será más importante’.
La noticia aparece en papel en la sección de Finanzas. En la web está en dónde debe estar, en la de comunicación.




Después de leerlo todo, la conclusión es esta: Todos estos artículos están gratuitamente en la red. Todos, menos el editorial del Financial Times, del que sólo se puede leer un poquito. ¿Se dan cuenta de lo mal que se está haciendo las cosas?
Publicar un comentario en la entrada